UCR rechaza la venta y consumo de tiburón

La Universidad de Costa Rica hace un llamado a la comunidad nacional para que no se comercialice ni consuma especies de tiburón.

COSTA RICA, 4 de agosto 2022, UCR

En Costa Rica el 56% de todas las especies y tiburones y rayas están en riesgo de extinción, advierte el Dr. Mario Espinoza Mendiola, experto en ecología espacial y conservación de tiburones y rayas del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Linmología (CIMAR) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El territorio costarricense, que es 92% marino, posee 99 especies de tiburones y rayas distribuidas en Caribe y el Pacífico. Una gran mayoría de las especies viven cerca de la costa donde se ven afectadas por actividades humanas como la pesca artesanal, la pesca semindustrial, la pesca de arrastre y la pesca con trasmayo o línea de fondo, mediante las cuales, se capturan tiburones incidental o accidentalmente. 

Por ello, la Universidad de Costa Rica (UCR) hace un llamado a la comunidad nacional para que no se comercialicen ni se consuman especies de tiburón. La institución además reforzó, apartir del 2021, las medidas para evitar que estas especies lleguen a los menús de las sodas universitarias.

La propuesta para evitar el consumo y venta de tiburón en los servicios de alimentación de la UCR  fue presentada al Consejo Universitario en el 2020, por la representante del sector estudiantil Valeria Rodríguez Quesada, en concordancia con el compromiso del movimiento estudiantil con la defensa, la protección y la conservación del ambiente.

La estudiante, manifiesta que se trató de una acción proactiva en defensa de la biodiversidad marina, que reconoce que el consumo de tiburón afecta gravemente el equilibrio de los mares y océanos. “Sin embargo, aunque constituyó un primer precedente importante, seguimos sosteniendo que es necesario dar un adecuado seguimiento a esta discusión, y que la Universidad debe tomar medidas definitivas e inmediatas para asegurar que se respete el criterio científico, la salud humana y de los ecosistemas marinos; así como la alimentación balanceada de toda la población universitaria”.

En peligro de extinción

Los tiburones son uno de los grupos de peces más amenazados en todo el planeta. Un 37.5 % de las especies de tiburones y rayas, que son aproximadamente 1.200, están amenazadas o en riesgo de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés).

Amenazas muy propias de nuestra región son los problemas de contaminación por agroquímicos en las zonas costeras y en los ríos causada por las actividades agrícolas, entre ellas las piñeras. Los cambios en el uso de suelos y el desarrollo costero también impactan con contaminación y sedimentación deteriorando el ambiente de las especies que viven a lo largo de la costa.

Por ejemplo, hay algunas especies que ingresan en manglares, estuarios e inclusive en agua dulce, en los ríos. Allí enfrentan otras amenazas como la contaminación y destrucción de esos ambientes que funcionan como criaderos, señaló el especialista del CIMAR.

Entre la economía y la conservación

En Costa Rica no existe una ley o regulación que prohíba la pesca de tiburón por lo que su carne se comercializa libremente en supermercados y pescaderías. No obstante, existe una limitación para las exportaciones establecida por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), de la cual Costa Rica es signataria.

Este instrumento internacional, que regula el comercio y exportación de especies amenazadas, establece que es prohibido exportar tanto los vástagos como las aletas. Esto limita que los tiburones capturados en territorio costarricense salgan hacia Nicaragua, Asia u otros mercados internacionales.

La convención además establece tallas legales para la caza y comercialización de tiburones. Por ejemplo, de 1.60 cm para el Martillo, y 1.80 cm para el Sedoso. Sin embargomuchos pescadores capturan en forma incidental crias de tiburones (entre 50 cm y 60 cm) en zonas de criaderos y los comercializan en el mercado local sin problema, según detalló Espinoza.

Para regular esta actividad, el país cuenta con un Plan de Acción Nacional para la Conservación y Ordenación de los Tiburones para el período 2020-2025 elaborado por INCOPESCA que busca garantizar la protección y el aprovechamiento responsable y sostenible de las especies presentes en aguas nacionales. Por otra parte, organizaciones nacionales e internacionales abogan por que se declare las especies de tiburón como vida silvestre y no como especies comerciales, para que de esta forma, se les pueda proteger bajo la Ley de Conservación de Vida Silvestre.

Fuente: Universidad de Costa Rica

Noticias relacionadas

Creador de contenido
Observatorio de la Autonomía
Agenda Universitaria
Temas de interés

Your browser doesn't support the HTML5 CANVAS tag.

Insta UDUAL

Síguenos en Instagram