Necesario pensar un nuevo modelo de la universidad latinoamericana y caribeña: especialistas

MÉXICO, 8 de junio 2022, UDUAL

En el marco de la 9a Conferencia del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), el 8 de junio se llevó a cabo el foro denominado “Diálogos entre rectoras y rectores sobre desafíos y perspectivas de la Educación Superior hacia una agenda común, de amplio consenso y con potencialidad transformadora ¿Cuáles son los nuevos comienzos?”.

La mesa de apertura fue encabezada por Leonardo Lomelí, secretario general de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Karina Batthyány, secretaria ejecutiva de CLACSO; Álvaro Rico, secretario ejecutivo del Asociación de Universidades Grupo Montevideo (AUGM) y Roberto Escalante, secretario general de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL). El diálogo de alto nivel fue moderado por Laura Rovelli, coordinadora de FOLEC-CLACSO. 

Lomelí señaló que la Hoja de Ruta de la UNESCO “es un documento demasiado general que no incorpora muchas preocupaciones sensibles para las universidades de la región”, también explicó la importancia de reflexionar sobre el papel que desempeña la educación a distancia, así como los modelos de enseñanza mixtos o híbridos.

Leonardo Lomelí llamó a retomar problemáticas que se hicieron más visibles durante la pandemia, como la exclusión social y la falta de acceso a equipos adecuados. Puntualizó que es necesario “incorporar la perspectiva de la sostenibilidad en la educación como un referente”, así como reconocer la igualdad de género y reflexionar sobre el financiamiento y la relación de las universidades autónomas con el estado. 

Durante su participación, Karina Batthyány, reiteró que “la educación es un bien público” y reconoció la participación de las universidades latinoamericanas.

Por su parte, Roberto Escalante afirmó que “las universidades deben comenzar una agenda de transformaciones urgentes en aspectos como: docencia y cooperación con la sociedad”, de igual forma, reiteró que estas deben ser los actores centrales de vinculación social.

Mesa de Apertura

En tanto, Álvaro Rico aseveró que “no se trata de generalizar el acceso a la educación superior, pero sí de garantizar la continuidad de los estudios universitarios”. También enfatizó la importancia de orientar esfuerzos hacia la igualdad social en las remuneraciones, reconocimientos y liderazgos.

Rico explicó que persiste la diversidad en los sistemas de educación superior y que se busca la “no estratificación de las universidades con base en rankings, que surgen por la necesidad del mercado y la iniciativa privada”. Y, en este sentido, instó a fortalecer programas de formación especializada y cooperación entre universidades, así como apostar a un “rediseño del mundo productivo, mediante la formación de nuevos empleos y la recalificación de viejos oficios que puedan acreditarse”.

La primera mesa, intitulada “Homogeneidad o diversidad en la Universidad de hoy”, fue presentada por Héctor Solís Gadea, vicerrector ejecutivo de la Universidad de Guadalajara (UDG), quien durante su intervención recalcó la importancia de la autonomía, la libertad de cátedra y los presupuestos justos.

Solís llamó a las autoridades universitarias presentes a propiciar nuevas formas de solidaridad social y económica; señaló que la universidad adquiere características específicas en América Latina, por ello es necesario concebirla como un “espacio de libertad, crítica y reconocimiento a la diversidad de todo tipo con acción política e identitaria”. En un llamado a las rectoras y rectores de la región, reiteró la necesidad de “hacer compatible la diversidad de las universidades con su irrenunciable vocación de reflexionar éticamente sobre los problemas del mundo contemporáneo”. 

Durante los trabajos de la Mesa “La universidad como actor central en el proceso de desarrollo. Vinculación Universidad-Estado-Comunidad”, Rodrigo Arim, rector de la Universidad de la República, señaló la reciente recuperación de espacios universitarios y llamó a priorizar la agenda de investigación, además de construir un modelo de universidad latinoamericana, pensada desde las raíces de la Reforma de Córdoba y su espíritu democrático.

Arim puntualizó el papel de la educación superior como bien público y un derecho que tiene que ser provisto por los Estados, conviviendo con demandas sociales de conocimiento avanzado. Finalmente, afirmó que la universidad es la clave para la movilidad social y por ello, es necesario “construir sociedades donde el conocimiento endógeno sea capaz de mantener procesos de desarrollo”, enfatizó que las universidades constituyen el eje vertebral de la investigación.

C.U., Junio, 2022

Noticias relacionadas

Creador de contenido
Observatorio de la Autonomía
Agenda Universitaria
Temas de interés

Your browser doesn't support the HTML5 CANVAS tag.

Insta UDUAL

Síguenos en Instagram