Udelar tiene un Observatorio para la igualdad de género: “la necesidad de conocer para transformar”

URUGUAY, 28 de diciembre 2021,Udelar

El lunes 13 de diciembre se realizó el lanzamiento del Centro de Estudios Interdisciplinarios Feministas (Ceifem) de la Universidad de la República (Udelar) y una de sus líneas de trabajo es el Observatorio para la igualdad de género en la Udelar, que fue aprobado por el Consejo Directivo Central (CDC) el 26 de octubre. Para conocer detalles del trabajo que se realizará y los desafíos, el Portal de la Udelar dialogó con las docentes Mariana González y Gimena Albarenga, coordinadora y asistente del Observatorio, respectivamente.

El Observatorio para la igualdad de género en la Udelar busca generar un compromiso institucional para sistematizar, analizar y visibilizar las desigualdades de género que se producen en el ámbito académico, desde una perspectiva feminista y en base a la información generada por la propia Universidad. A su vez, este espacio procura la construcción de nueva información y conocimiento sobre estas desigualdades, desde una perspectiva interdisciplinaria e interseccional.

Observar para corregir las desigualdades

Mariana González Guyer explicó que este Observatorio es parte de la propuesta del Ceifem y que está inspirado en otros observatorios de otras universidades de la región y del mundo, donde ya hay antecedentes similares, como en Chile, México y Argentina, por ejemplo. «Las universidades no somos una burbuja aislada de la sociedad», por tanto, «las desigualdades de género y los problemas sociales como las desigualdades de acceso y de oportunidades que tenemos como mujeres y disidencias, en las universidades también se repiten», indicó. En este sentido, entiende que las docentes de la Udelar que integran el Ceifem procuran poder «colaborar y corregir estas desigualdades en la Universidad» que es «pública, autónoma y cogobernada, y forma la mayoría de los profesionales en este país». Destacó que como la Udelar ya tiene otros espacios, «no venimos a inventar nada nuevo», sino que pretenden colaborar con lo que ya existe, fortalecer e impulsar otras acciones.

Gimena Albarenga comentó que una de las universidades referentes en este tema es la Universidad Autónoma de México (UNAM). Es así que la UNAM a través de su Centro de investigaciones y estudios de género lidera el Observatorio Nacional para la Igualdad de Género en las Instituciones de Educación Superior de México. Este Observatorio está inserto en una institucionalidad nacional ya que recaba información de todas las universidades y lo integran organismos nacionales como el Instituto Nacional de las Mujeres, además de otros organismos, aclaró. Asimismo, también se han contactado con la Universidad Autónoma de Barcelona y a principios del próximo año tendrán una reunión con las colegas, adelantó Gonzalez Guyer. También han visitado las diferentes páginas web de los observatorios para conocer cómo funcionan y cómo trabajan.

Albarenga se refirió a la integración del Observatorio: la Comisión Coordinadora está encabezada por el Ceifem e integrada por representantes de Rectorado, del Prorrectorado de Gestión, de la Dirección General de Planeamiento (DGPlan), de la Dirección General de Personal (DGP), de la Comisión Abierta de Equidad y Género (CAEG) y de la Red Temática de Género de la Udelar en un rol consultivo. Ese espacio de coordinación va a definir los lineamientos y la estructura del Observatorio para que la Universidad se apropie de éste y por eso están involucrados servicios que trabajan con la información y las estadísticas de la Universidad.

En este sentido, González Guyer remarcó que la intención es que el Observatorio no sea del Ceifem, sino que sea un Observatorio de la Udelar: «la iniciativa es nuestra, pero nos importa que quede en la estructura de la Universidad», subrayó. Además, aclaró que existen muchos datos que hoy ya están en la institución, pero lo importante es darle una mirada diferente y sistematizar de una manera que no se había hecho y poder ver la perspectiva de género de estos datos, por tanto, entiende que «había una necesidad de este Observatorio» y que «llega en un momento súper oportuno», afirmó.

Una propuesta necesaria y oportuna

La coordinadora entiende que la historia está hecha en base a procesos y la creación del Ceifem y de este Observatorio también fue uno de ellos. La Red Temática de Género tiene más de 20 años, porque la temática está en la Universidad hace mucho tiempo pero de a poco fue ganando en importancia y en legitimidad, consideró. «Este Rectorado le ha puesto especial atención al tema y creemos que el proceso tenía un nivel de madurez que requería la conformación de un Centro que se especializara desde una mirada feminista, sin tenerle miedo a la palabra», aseguró. La docente considera que «el feminismo también es academia porque implica conocimiento; es activismo, pero también es investigación y enseñanza, por eso tiene que estar inserto en la estructura universitaria».

En este sentido, González Guyer considera fundamental el rol que tendrá el Observatorio para conocer más sobre cómo funciona la Universidad y cómo se cruzan estas desigualdades con la discapacidad, con ser estudiante del interior del país y con otras variables interseccionales que van más allá del género. Además, la Udelar ha vienido impulsando el tema con el trabajo de la CAEG, la Red Temática de Género y la Comisión Central sobre Prevención y Actuación ante el Acoso y la Discriminación y las políticas que se han creado en este contexto, explicó, por tanto ahora «es un buen momento» y «es necesario para poder confluir todas las voluntades bajo un mismo paraguas para que estas inquietudes puedan visualizarse a través del Observatorio». Es por ello que Albarenga señaló que como el Ceifem cuenta con financiación por cinco años y está comprometido con el trabajo de Observatorio, antes de que culmine este período se pretende que se pueda generar un anclaje institucional y una estructura para que el Observatorio sea de la Udelar y que persista más allá de Centro Interdisciplinario.

González Guyer subrayó «la necesidad de conocer para transformar». Es imprescindible saber con más claridad dónde se encuentran los obstáculos de las docentes, estudiantes y funcionarias, indicó, porque sabemos que la Universidad está altamente feminizada y que los grados altos son ejercidos en su mayoría por varones pero es necesario entender mejor las razones y que ese conocimiento, nos permita formular propuestas de programas y políticas para implementar en la institución, agregó. Asimismo, señaló que el Observatorio se propone brindar insumos para esas políticas que se propongan desde Rectorado y otras autoridades así como los diferentes llamados a investigación, se incorpore la perspectiva de género. Albarenga agregó que visibilizar esta información no sólo es importante para las autoridades y quienes realizan las políticas universitarias, sino fundamentalmente para «la comunidad universitaria en general» porque «estudiantes, egresados, egresadas, funcionarios, funcionarias y docentes tienen que apropiarse de esa información para que puedan surgir propuestas desde diferentes ámbitos».

Con respecto a los estudios de género en la Universidad, la coordinadora detalló que no están sistematizados y que a nivel de cursos de grado hay algunos cursos específicos sobre esta temática y otros que están atravesados con esta perspectiva, por tanto es una tarea para el Observatorio. También recordó que a nivel de posgrado, había un Diploma de Género y Políticas Públicas en la Facultad de Ciencias Sociales que se descontinuó, por eso el compromiso del Ceifem es generar una Maestría sobre Estudios de Género. Tampoco se conoce cuántas investigaciones se han desarrollado y cuántos investigadores e investigadoras trabajan desde la perspectiva de género, ni siquiera cuántos proyectos de extensión hay sobre esta temática y quiénes los trabajan, por eso es otro de los desafíos del Observatorio sistematizar esta información.

Feminismo, academia e interdisciplina

Con respecto al Centro de Estudios Interdisciplinarios Feministas, González Guyer explicó que con las iniciativas que ya existían a nivel central y los espacios de investigación, «se habilitaba a dar un salto cualitativo hacia un centro especializado que nucleara a quienes estamos trabajando en estos temas y que promoviera el crecimiento académico y exponencial del feminismo que ha habido en estos últimos años». Con el Ceifem se materializa la idea de «la Universidad en el medio, la Universidad trabajando con, la Universidad aportando y recibiendo de», indicó. Porque el centro interdisciplinario desde el nacimiento pidió apoyo a las organizaciones feministas de la sociedad civil y cuando lo consiguió, volvió a reunirse con las organizaciones para poder trabajar juntas. Además, el vínculo con las estudiantes va a ser fundamental para lograr diferentes miradas, aseguró. Reconoció que la pandemia dificultó el trabajo para activar estos vínculos, sin embargo, considera que el 2022 va a ser fundamental para continuar con el trabajo del Ceifem.

Albarenga, por su parte, destacó la característica interdisciplinaria del Centro, porque «cada una de las compañeras tienen una trayectoria en los estudios de género pero es necesario ponerle una mirada interdisciplinar a este fenómeno», porque «en la madurez de las agendas de reflexión de cada una, llega un momento en que el acumulado pueda ir más allá en el conocimiento sobre género y feminismo», señaló. Este Centro abarca diversas disciplinas -Antropología, Ciencia Política, Ciencias de la Comunicación, Ciencias Jurídicas, Filosofía, Historia, Sociología y Trabajo Social- e involucra varios servicios -Facultades de Ciencias Sociales, Humanidades y Ciencias de la Educación, Información y Comunicación, Derecho y la Comisión Sectorial de Investigación Científica- en una propuesta integral de actividades de investigación, enseñanza y extensión.

Sobre el feminismo y la academia, Albarenga afirmó que «el feminismo está en el hacer del Centro y en las lógicas de funcionamiento, porque se busca una mayor horizontalidad y una construcción colectiva que es parte del aprendizaje». Además, ese aprendizaje es personal de cada una, porque contribuye al quehacer docente y de investigadoras, pero también es colectivo y en la práctica se pretende que la mirada feminista este en el centro. Gonzalez Guyer considera que «el feminismo implica una forma de ver y de preguntar», «epistemológicamente es una sacudida a nuestra forma de conocimiento» y se da para todas las disciplinas que integran el Ceifem y las que no. «Es poder ver la realidad desde otra lógica», explicó.

Fuente: Udelar

Noticias relacionadas

Creador de contenido
Observatorio de la Autonomía
Agenda Universitaria
Temas de interés

Your browser doesn't support the HTML5 CANVAS tag.

Insta UDUAL

Síguenos en Instagram